-20 €
Sombrilla doble de 2,7 x 4,6 m crudo Venice Sombrilla doble de 2,7 x 4,6 m gris Venice

Sombrilla doble de 2,7 x 4,6 m

109,90 € Precio habitual 129,90 €

Sombrilla doble: todo lo que debes saber

Un mueble para exteriores clave para nuestro jardín puede ser la sombrilla doble. Se trata de un tipo de sombrilla que, a diferencia de las convencionales, consta de dos velas. Cada una de ellas sirve para protegernos del sol a ambos lados del mástil, por lo que es una sombrilla de jardín perfecta para cubrir grandes superficies.

...

Tipos de sombrillas dobles

Existen multitud de tipos de sombrillas dobles con características diferentes.

Sombrilla doble estándar

La sombrilla doble estándar es aquella que muestra dos parasoles individuales a ambos lados del mástil. Así, la sombra del sol del parabrisas cubre las áreas más cercanas a la base.

Sombrilla doble de una sola lona

La sombrilla doble de una sola lona se diferencia de la estándar en que no presenta dos piezas individuales, sino que una sola estructura está cubierta por una lona. Esta sombrilla protege además la parte central del mástil.

Sombrilla doble excéntrica

Un parasol excéntrico doble tiene como característica principal que su mástil está situado en un lateral de la sombrilla. Al no tener estructuras bajo la vela, con este tipo de sombrilla podemos ganar mucho espacio para poner cualquier otro mueble de jardín a la sombra.

Sombrilla doble retráctil

La sombrilla doble retractable es aquella que tiene la función de ser plegable para poder recogerla cuando no la estamos usando. Ya sea de enrollar o plegándose desde un punto central, esta función es compatible con los 3 tipos de sombrillas que hemos visto anteriormente.

Materiales de una sombrilla doble

Los materiales en los que está construida una sombrilla doble son cruciales. Estos suelen determinar el uso que le podemos dar a una sombrilla.

En un parasol debemos diferenciar dos partes. La primera son las piezas que suponen la estructura de la sombrilla. Suelen estar hechas de aluminio, que es un elemento duro a la vez que ligero. Es muy frecuente tener un patio de aluminio, puesto que la mayoría de los muebles de jardín suelen fabricarse con esta materia prima. Sin embargo, también podemos encontrarnos estructuras de madera o plástico.

Las velas o lonas pueden estar construidas con diferentes materiales:

- Vinilo: se trata de cloruro de polivinilo, un material que goza de muchas características positivas. Su impermeabilidad es muy alta, siendo un tejido plástico resistente y flexible. Además, es muy fácil aplicarle un tinte a este tipo de material para obtener un resultado decorativo excelente.

- PVC: el PVC es el derivado más versátil del plástico. Y, cómo no, también se usa para construir las lonas de una sombrilla doble, siendo un material altamente impermeable y duradero. Únicamente sufre con climas muy calurosos.

- Poliéster: este tipo de material es el más solicitado a la hora de adquirir una sombrilla doble. En su mezcla con PVC, obtenemos una lona totalmente impermeable que no solo ofrece un gran tiempo de vida útil, sino que además es difícil de manchar y protege la lona del moho. Es notable para climas que pasan de la lluvia al sol en pocos segundos.

- Microperforación: se trata de un tipo de lona compuesta de fibra de vidrio. Este material es muy transpirable, lo que es perfecto si queremos adquirir un buen aislamiento térmico, que ayuda a la hora de ahorrar costes energéticos. El problema es que no nos protege tanto de los rayos UV como de la lluvia.

Qué tener en cuenta antes de comprar una sombrilla doble

Antes de comprar una sombrilla doble, debes tener varios factores en cuenta:

- Tamaño: el tamaño es esencial cuando queremos comprar un parasol doble. No es lo mismo una sombrilla rectangular, una sombrilla cuadrada 2x2 o una sombrilla 3x3, ya que nuestro espacio de vida al aire libre determina el tamaño de sombrilla que necesitaremos.

- Lona: el material en el que esté fabricada la lona de la sombrilla es otro factor determinante a la hora de comprar una sombrilla doble.

- Base: también debemos saber si necesitaremos una losa para sombrilla o si, en cambio, esta viene con la sombrilla. Existen dos tipos de base para sombrilla. La inmóvil es buena compañera del viento, mientras que si queremos dar sombra en distintos puntos de nuestro jardín lo mejor es comprar una base móvil con ruedas.

También es esencial saber el uso que le vamos a dar a la sombrilla en nuestro jardín. No es lo mismo querer dar sombra de ventana a nuestra cristalera de jardín que poner el parasol doble al lado del coche para darle sombra a este.

La sombrilla doble sirve también para dar sombra a grandes superficies, como bancos con cojines, un comedor exterior o un solárium con tumbonas.

Cómo proteger una sombrilla doble

Uno de los hábitos esenciales para alargar la vida útil de nuestra sombrilla doble es el mantenimiento. Al igual que cualquier otro mueble para exteriores, un parasol debe ser cuidado con diferentes mantenimientos:

- Usar una funda para sombrilla: las fundas de muebles son como la crema solar para nuestra piel. Gracias a ellas, podremos conservar en mucho mejor estado nuestra sombrilla doble, puesto que los rayos del sol no darán directamente a la lona. Además, si podemos conseguir una funda impermeable, conseguiremos que la humedad no pueda dañar el tejido.

- Recoger la sombrilla durante largos periodos de inactividad es otro mantenimiento sencillo de realizar. Debido a la climatología, nuestro jardín exterior muchas veces cae en desuso. Es en ese momento cuando debemos guardar nuestra sombrilla doble en el interior del hogar, al igual que la mayoría de los muebles de nuestro jardín.

- Hay que ser muy cuidadoso al abrir nuestra sombrilla exterior si es retractable. El hacerlo con movimientos bruscos puede estropear los mecanismos que abren y cierran la sombrilla, dejándola totalmente inutilizable.

Hay que ser precavidos en los días en los que haga mucho viento. Dejar la sombrilla desplegada o abrirla con fuertes rachas de aire puede acabar con nuestra sombrilla doble en cuestión de segundos.

Dependiendo del material en el que está fabricada nuestra sombrilla doble, deberemos limpiarla de vez en cuando. Esto es crucial para que la sombrilla no acumule suciedad que termine desgastando su tejido.