-70 €
4 contrapesos para sombrilla contrapesos para sombrilla

4 contrapesos para sombrilla

94,90 € Precio habitual 164,90 €

Base de sombrilla: la guía

¿Por qué utilizar una base de sombrilla?

No hay jardín ni terraza que se precien que no cuenten con una o varias sombrillas para sombrear un conjunto de muebles de jardín o proteger del sol a las personas que se encuentren disfrutando de una jornada soleada. Pero para que un parasol cumpla con la función para la que se ha sido diseñado y lo haga de una forma totalmente autónoma, sin que tengas que preocuparte de que salga volando, debes utilizar un lastre o un pie de sombrilla lo suficientemente robusto como para aguantar su peso y resistir los embates del viento, los golpes accidentales o cualquier otra circunstancia que lo pueda derribar. Una base de parasol es el contrapeso específico que debe tener una sombrilla para evitar este tipo de accidentes. Las razones por las que debes usar un pie de parasol en un espacio exterior o terraza son exclusivamente de seguridad. Las sombrillas de mayor calidad y envergadura están diseñadas para ofrecer sombra del sol a varias personas de forma simultánea y su peso no es nada desdeñable: en muchas ocasiones superan los 25 kg y un derribo accidental podría golpear a una o varias personas. Además, en caso de que se levante una racha de viento fuerte, un parasol que carezca de cualquier tipo de lastre podría salir volando y causar daños personales aún más importantes con su mástil. Ni que decir tiene que la mayor parte de estos accidentes puede causar también daños en la propia sombrilla, rasgaduras en el tejido o incluso la rotura de algunos de los radios o componentes, con lo cual, además de un golpe es posible que te lleves un pequeño disgusto económico.

¿Qué tipos de bases de sombrilla existen?

Existen varios tipos de base para sombrilla solar. Las opciones más básicas son simples piquetas metálicas de unos 30 cm de longitud que se pueden clavar sobre el césped aprisionando la base en cruz de la sombrilla. Sin embargo, estas opciones de sombrilla de jardín son muy endebles y necesitan un terreno blando sobre el que clavarlas.

Una de las bases más utilizadas es la que está realizada con un relleno de hormigón o cemento y que cuentan con un tubo hembra con una mordaza en el que se introduce el mástil de la sombrilla. La ventaja de este tipo de lastre es que tiene un peso considerable para mantener el parasol en su sitio incluso ante rachas de viento fuertes. Sin embargo, también tiene sus pegas: la principal es, paradójicamente, el peso. A pesar de que estas soluciones cumplen muy bien con su cometido, pueden superar los 25 kg y este hecho las hace poco manejables y difíciles de transportar de un sitio a otro. Además, si se colocan en superficies delicadas, como un área de césped, pueden dejar una marca difícil de eliminar.

La alternativa a estos lastres fijos son los que cuentan con depósitos rellenables de agua o de arena. Se trata de bases para, por ejemplo, una sombrilla de patio en voladizo de gran envergadura; estas cuentan con una abertura a rosca para introducir varios litros de líquido o de arena y, una vez cumplido su cometido, se pueden vaciar de nuevo para trasladarlas fácilmente. Este tipo de lastres son muy versátiles, se pueden usar indistintamente para una sombrilla de patio o para una sombrilla de playa, y pueden ser de una pieza y un tubo hembra en el que introducir el mástil, o estar compuestos por cuatro contrapesos que se colocan alrededor del eje y sobre la base en cruz de la sombrilla.

¿Cómo colocar una base de sombrilla?

Lo primero que debes tener en cuenta a la hora de colocar una base de sombrilla es el peso y el lugar en el que tienes previsto hacerlo. Debes tener en cuenta que este tipo de lastres de mucho peso suelen dejar una huella e incluso estropear un jardín si se mantienen durante mucho tiempo en este tipo de zonas delicadas. Si vas a utilizar este tipo de contrapeso intenta colocarlo sobre una superficie de piedra o tierra para que el rastro sea el menor posible.

¿Qué mantenimiento necesita una base de sombrilla?

Una base para sombrilla no necesita ningún tipo de mantenimiento. Estos contrapesos suelen estar fabricados en plástico resistente a la lluvia y al sol, y únicamente tienes que evitar arrastrarlos cuando el depósito se encuentre lleno para evitar que se degrade la base y termine con alguna filtración.

La base del parasol: el compañero indispensable de la temporada de verano

Un accesorio imprescindible en verano, el parasol es igual de competente para proteger del sol, crear una zona de frescor y contribuir a la decoración del espacio exterior. El parasol requiere obligatoriamente una base de parasol para mantenerse correctamente en el suelo en todas las circunstancias. El lastre es difícil de evitar cuando se busca equiparse con un parasol, ya sea un parasol derecho, un parasol desplazado, un parasol LED, un parasol pequeño o un gran parasol. Sometido a los caprichos del tiempo, el espacio exterior debe ser seguro. La base del parasol permite disfrutar plenamente de las temperaturas estivales y del sol, incluso en caso de viento.
...

El pie de sombrilla con losas para peso

Perfecto como pie para sombrillas desplazadas, el pie de sombrilla con losas para peso es tan práctico como elegante. De hecho, si el papel del pie de sombrilla es asegurar la seguridad de todos en balcones, jardines y otras terrazas, también debe estar en línea con la tendencia de decoración elegida.

Este pie de sombrilla para parasol excentrico o sombrilla recta se compone de cuatro losas de PVC muy resistentes, que se pueden llenar con arena o agua. Según las necesidades, es posible fijar el número deseado de losas. Su uso es muy sencillo y resulta perfectamente efectivo. Cada losa de sombrilla se llena con agua o arena. Muy poco voluminoso, no representa ninguna molestia para los pies y puede encontrar su utilidad en una terraza, junto a una tumbona o una mesa de comedor, pero también al borde de la piscina, en el césped, en una terraza de madera o en otro lugar.

El pie de sombrilla circular para peso

De una sola pieza, este pie de sombrilla se utiliza a menudo para sombrillas rectas. Como el pie de sombrilla con losas, el peso se puede lograr con arena o agua. Un poco más grande que el pie de losas, sabe sin embargo hacerse discreto y permite un uso muy intuitivo de la sombrilla, incluso al abrir y cerrar. Como la funda de la sombrilla, el pie de sombrilla para sombrillas rectas solo está disponible en una gama limitada de colores, generalmente negro o gris, para adaptarse a todas las tendencias de decoración. Por ejemplo, se combina a la perfección con una sombrilla en tonos topo, óxido, crema o gris antracita.

Los otros modelos de bases de sombrilla

En el mercado también se pueden encontrar bases de sombrilla de hierro fundido o metal muy pesadas. La base de sombrilla con losas también está disponible en piedra para una eficacia apreciable. La base de sombrilla de hierro fundido se utiliza habitualmente para sombrillas de pie. No hay que olvidar la base de sombrilla con ruedas para mover la sombrilla con facilidad, por ejemplo, de la terraza al jardín.

La base de sombrilla: modo de empleo

Imprescindible en el espacio exterior, la base de sombrilla, al igual que la base de lestage para la pérgola, permite disfrutar del buen tiempo sin preocuparse por la seguridad. Si el viento sopla, la sombrilla, correctamente fijada al suelo, no corre el riesgo de volcarse. Se debe tener en cuenta que es preferible llenarla con arena, que es más pesada que el agua. Naturalmente diseñada para resistir las inclemencias del tiempo, la base de sombrilla puede permanecer en el exterior durante todo el año. Si la sombrilla plegable necesita una funda protectora para preservar su integridad y durar muchos años, su base no lo necesita. Una de las ventajas de la base de lestage, ya sea de una sola pieza o con losas, es que es tan fácil de llenar como de vaciar.

Cuando llega el momento de amueblar la terraza, basta con elegir el lestage adecuado, fijar la base de la sombrilla al mástil y disfrutar.
Para limpiar la base de sombrilla, especialmente al comienzo del verano, es suficiente con un chorro de agua y, eventualmente, un paño suave humedecido.