Entrega gratuita en 48h | Pago en 4 veces o más con Aplazame

Camas con almacenaje : la guía

¿Por qué elegir una cama con almacenaje?

Hoy en día todo el mundo busca soluciones para aprovechar el máximo el almacenamiento en el interior de su vivienda: aunque cada vez compramos más ropa, complementos, etc., el tamaño de nuestro piso se mantiene invariable y nos vemos obligados a hacer auténticos malabares para poder guardar nuestras cosas y, al mismo tiempo, mantener ordenada la casa. Para paliar esta falta de espacio muchos fabricantes han desarrollado una de las soluciones más funcionales que existen en el mercado, que ha supuesto un auténtico salvavidas para las personas que no quieren deshacerse de su ropa antigua: la cama nido con almacenaje. Este tipo de cama cuenta con un amplio espacio de almacenamiento adicional bajo el somier que te permite guardar multitud de prendas de forma ordenada, como si fuera un armario, y que te ofrece la posibilidad de acceder a ellas de una forma sencilla y rápida. La cama de matrimonio con almacenaje está pensada para aquellas parejas que viven en pisos pequeños y con pocos armarios pero que, sin embargo, acumulan muchas prendas de vestir, ropa de abrigo, zapatos, etc. Estas soluciones pueden ser de dos tipos: por un lado está la cama de almacenamiento con canapé que cuenta con un mecanismo que ayuda a levantar el somier y el colchón sin apenas esfuerzo, y, por otro, la cama con cajones de almacenamiento adicional en el arcón para acceder fácilmente a la ropa. Los muebles de este tipo son fantásticos para almacenar casi cualquier cosa: desde ropa de cama, toallas, etc., que habitualmente no utilizas, hasta las prendas y el calzado más estacionales, de verano o invierno. Su gran ventaja es que te permite disfrutar de un espacio de almacenamiento debajo de la cama, que habitualmente está desaprovechado, respetando tu confort y tu descanso. Así que si tienes pensado renovar la cama y vives en un piso pequeño o con pocos armarios, no lo dudes y elige una cama de matrimonio con almacenaje.

¿Cómo elegir una cama con almacenaje?

Cuando vayas a buscar una cama con espacio de almacenamiento no solo debes fijarte en el tipo de almacenaje que incluye sino, sobre todo, en su confort y en su comodidad: no olvides que, ante todo, el mueble que vas a comprar es tu cama, es decir, uno de los elementos más importantes de tu casa. Por eso en primer lugar debes elegir bien el tamaño y asegurarte de que entra de forma holgada en tu habitación. Si vas a disfrutar de la cama en pareja, debe tener una anchura mínima de 1,50m y una largura de 1,90m. A continuación verifica los materiales y prestaciones del colchón y del somier, y comprueba las opiniones de otros clientes. En el momento en que hayas decidido todo lo anterior podrás escoger el tipo de almacenaje que mejor se adapta a tus necesidades.

Camas con almacenaje: ¿qué tipo de almacenaje elegir?

Existen dos grandes tipos de opciones de almacenamiento: las que permiten elevar el somier, en paralelo o hasta configurar un ángulo de aproximadamente 70o, y las que cuentan con cajones extraíbles en la zona del arcón. Dentro del primer tipo puedes encontrar soluciones manuales básicas, que incluyen pistones para ayudarte a elevar el somier y el colchón, y otras más complejas y motorizadas. En el caso de las camas individuales el arcón se suele abrir desde el lateral, mientras que las camas de matrimonio normalmente se levantan mediante tiradores desde el frontal, en la zona de los pies. Estas camas de somier abatible son ideales para habitaciones estrechas y para aprovechar al máximo el espacio de almacenamiento. En cambio, la distribución del arcón en compartimientos de almacenaje, aunque te ofrece la posibilidad de tener más ordenadas las prendas, necesitan un hueco amplio alrededor del perímetro de la cama para poder extraer los cajones. Por eso cuando vayas a elegir la cama con almacenamiento debes tener en cuenta las dimensiones de tu habitación y el espacio que necesitas para poder utilizar el almacenamiento en cajones con cierta holgura.

¿Qué cabecero elegir para una cama con almacenaje?

Aunque muchas de las camas de almacenaje llevan incorporado su propio cabecero en la estructura, hay otras opciones en las que esta opción no está incluida y debes elegir uno específico. Si tu casa tiene muchas necesidades de espacio y, por ejemplo, carece de sitio para colocar mesillas puedes encontrar una cabecera de almacenamiento en la que guardar libros, gafas y cosas similares. En general, hay todo tipo de cabeceros, y de cualquier estilo, para que complementes tu cama de almacenaje, desde opciones acolchadas con material textil o sintético hasta cabeceros realizados en madera, y con tonalidades variadas. Tan solo tienes que encontrar el que mejor combine con tu ropa de cama y con el aspecto exterior de la cama.

Qué es una cama con almacenaje

Una cama de almacenaje o de almacenamiento no es más que una cama que en su parte inferior cuenta con un espacio para guardar diferentes tipos de objetos.

A diferencia de una cama escandinava o una cama con led, estas camas tienen su parte inferior cubierta, por lo que no podremos acceder directamente al espacio de almacenaje que hay bajo ellas. 

...

Esto no es un inconveniente, sino que significa que gracias a los mecanismos de la cama podremos aprovechar las zonas que hay bajo ella, no teniendo que agacharnos para ver que hay debajo. Para comprender mejor una cama de almacenaje, tenemos que pensar que su somier es abatible o está compuesto por cajones bajo ella que se pueden sacar hacia el exterior de la estructura de la cama. Este somier puede estas compuesto de listones de madera o ser tapizado, dependiendo del modelo y características que más nos interesen.

Si te haces con una de estas camas no tendrás que comprarte obligatoriamente un colchón nuevo, puesto que son compatibles con diferentes tipos, como un colchón de muelles o de espuma.

Estas camas se han puesto de moda en los últimos años, ya que los apartamentos y casas urbanas cada vez gozan de menor espacio en sus habitaciones, además del overbooking de muebles al que muchas de ellas están expuestas.

Razones por las que elegir una cama con almacenaje

Una cama con almacenaje para ganar espacio

La principal razón por la que comprar camas con almacenaje debajo es que ganaremos un espacio de almacenamiento adicional. Tener una cama estilo canapé, por ejemplo, nos sirve para guardar objetos que usamos cada cierto tiempo y queremos tener guardados en un lugar estanco.

Una cama con almacenaje para ser ordenados

La cama con almacenaje también nos ayuda a ser más ordenados. Esta razón la podemos ver si comparamos una cama a la que podemos acceder con cajones, por ejemplo, a si lo hacemos al espacio que hay debajo de cama sin almacenaje, donde todo es mucho más caótico, ya que no hay un espacio reservado a cada objeto.

Una cama con almacenaje para guardar cosas importantes

En casa siempre hay objetos a los que guardamos mucho cariño: joyas, recuerdos, documentación importante, etc. El almacenaje bajo la cama puede ser un muy buen sitio para guardar estos objetos, puesto que a primera vista nadie podrá encontrar ese pequeño escondite. Además, durante la noche dormirás sobre la cama, por lo que acceder a ese sitio es totalmente imposible.

Una cama con almacenaje para poder acceder a objetos fácilmente

La otra característica que puede hacernos elegir una cama con almacenaje es su fácil acceso. Los mecanismos de una cama abatible, por ejemplo, hacen que sea muy sencillo elevar el somier para acceder al espacio bajo ella.

Una cama con almacenaje para tener un cuarto minimalista

Si quieres llevar un estilo de vida minimalista, con pocos muebles en tu dormitorio, una cama con almacenaje puede ser perfecta. Podremos deshacernos de mobiliario como estanterías, armarios o mesillas de noche para tener un conjunto de dormitorio mucho más cómodo.

Formatos de cama con almacenaje

Cama con almacenaje abatible

El primer tipo de cama con almacenaje que vamos a conocer es la abatible, a la que también se conoce como canapé. Estas camas se caracterizan por tener un somier que se eleva, pudiendo acceder a la parte baja de la cama de plataforma completa.

Cama con almacenaje con cajones

La cama con almacenaje con cajones es la segunda más típica. Se trata de una cama que goza en su parte baja de un sistema de almacenamiento en cajones que se sacan hacia el exterior de la cama. Para este tipo de cama necesitaremos mucho espacio en la habitación para así poder abrir los cajones. Aquí podremos guardar accesorios de cama como las sábanas, edredones o cubrecolchones.

Cama con almacenaje abatible con cajones

La cama con almacenaje abatible y con cajones es un punto intermedio entre las dos opciones anteriores, en el que podremos levantar el somier o extraer los cajones hacia el exterior.

Cama con cabecero-estantería

Existen camas en las que el almacenamiento se aprovecha en los extremos, ya que de lo que realmente hablamos es de un cabecero de cama con almacenaje. En él se aprovecha la cabecera completa con estanterías, que podemos decorar con recuerdos, espejos u otros accesorios.

Hay otras en las que el espacio de aprovechamiento es el pie de cama con almacenaje.

Cama con almacenaje de diseño

El diseño también está a la orden del día en cuanto a camas de almacenaje. Podemos encontrar camas de diseño de este tipo, en colores como gris pardo, blanco antiguo y muchos más. Se caracterizan por ser diseños mirando hacia el futuro.

Cama con almacenaje por tamaños

No importa si buscas una cama King size o una de formato extra largo: si te decantas por este tipo de camas de almacenaje, también podrás elegir el tamaño de la cama que más te interese:

  • Las camas king de almacenaje son aquellas que gozan con un espacio a partir de 180 cm de ancho.
  • Las camas queen, que gozan de un espacio de 150 cm de ancho. Estas camas irán acompañadas de un colchón queen, de las mismas medidas.
  • La cama de matrimonio con almacenaje o cama de almacenamiento doble, de un tamaño de 135x190 cm.
  • La cama individual con almacenaje, de 90 cm de ancho.

Tener una cama con almacenaje no solo trae ventajas…

Lo cierto es que cualquier decisión de decoración que tomemos para nuestro hogar traerá consigo ventajas, pero también inconvenientes, sin lugar a dudas. Y es que no existe una opción perfecta ni válida para todas las personas, solo una opción que cumple más requisitos que otras y termina por convencerte. Así que ten en cuenta los aspectos positivos y negativos que presenta cada objeto que incluyas en tu hogar para asegurarte de que es el correcto para ti y tus necesidades.

 

A continuación, te presentamos algunos “contras” a este tipo de cama moderna:

 

Las camas con almacenaje sirven para acumular

 

Cuanto más espacio tenemos, menos nos preocupamos por deshacernos de lo superfluo, y tendemos a acumular. Un espacio debajo de la cama que no revisamos en el día a día puede dar lugar a este fenómeno. Si la cama es de tamaño doble, doble espacio tendremos para acumular indiscriminadamente. Si optas por este almacenamiento debajo de la cama, asegúrate de que chequeas frecuentemente qué hay y qué necesitas de verdad.

 

 

Las camas con almacenaje son más pesadas

 

En los canapés abatibles, lo que levantamos para acceder a la plataforma de almacenamiento es el bastidor de cama. En resumen, cada vez que decidamos guardar un objeto estamos levantando el somier, el colchón y las sábanas y mantas que tengamos sobre él. ¿Quién te iba a decir que guardar objetos debajo de la cama se compararía a levantar unas pesas de 25 kilos en el gimnasio?

Si te decantas por un canapé abatible, asegúrate de que la estructura cuenta con un sistema hidráulico de calidad y reforzado, que te facilite el gesto y amortigüe la subida y bajada. También, procura adoptar una buena postura cuando vayas a levantarla, o de lo contrario te expondrás a un latigazo lumbar u otro tipo de lesión de espalda.

 

Tanto si compramos un canapé abatible como una cama con cajones en su parte inferior, el resultado será una estructura más pesada que un somier de patas básico. Si la cama es tamaño queen u otro tipo de tamaño doble, el peso se multiplicará por dos. Por ello, mover este tipo de camas siempre debe hacerse entre varias personas, por muy resolutivo que seas, no intentes moverlo sin ayuda, o terminarás también concertando cita con un profesional que te arregle la espalda.

 

Las camas con almacenaje son más caras

 

Como en cualquier tipo de bien o servicio, cuantas más prestaciones, mayor coste. Dada la practicidad y ahorro de espacio que aportan este tipo de soluciones, su coste es más elevado que camas más básicas. Un somier de listones de madera y patas y un canapé abatible con cajón de almacenamiento presentarán, sin dudas, una diferencia de precio considerable. Tendrás que valorar si esta diferencia se ve compensada por las ventajas que una cama con almacenaje puede aportarte.

 

 

Las camas con almacenaje no son compatibles con todos los colchones

 

En este apartado nos centraremos principalmente en los canapés abatibles. Como hemos comentado, son estructuras en las que un sistema hidráulico nos permite levantar colchón y somier. Hay algunos colchones Premium que aúnan tecnologías y poseen sistemas complejos, con infinidad de muelles ensacados, diferentes capas de espuma, un sobrecolchón integrado, etc. Todas esas prestaciones se traducen en un peso considerable que, en algunas ocasiones, supera los 30 kilos. Fíjate bien en las instrucciones de uso de tu colchón, porque si se trata de un “Ferrari” de este tipo, es posible que no sea compatible con la utilización de un canapé abatible. La razón es muy sencilla: por muy sofisticada que sea la tecnología del canapé, el hecho de tener que soportar y levantar una carga tan pesada hará que su vida útil se vea seriamente diezmada.

 

Si tienes un colchón de este tipo y de verdad quieres una cama con almacenaje, lo mejor será que escojas una cama con cajones y te olvides de una plataforma de cama con almacenamiento elevable, para mayor tranquilidad a largo plazo.

 

En una cama con almacenaje no puedes guardar cualquier cosa

 

Si eres una persona adepta al Feng Shui y sus directrices, presta atención a este punto.

Según esta tendencia, en este espacio de almacenamiento amplio solo deben guardarse objetos “blandos”. Es decir, en él puedes guardar toallas, sábanas o ropa bien doblada.

 

Si, por el contrario, guardas en él objetos como herramientas o zapatos, estarás poniendo en peligro tu relación de pareja, en caso de que tengas una. Tú eres quien decides qué técnicas de decoración adoptar, nosotros nos encargamos de contártelo todo.

concept-u-descubra-nuestra-amplia-gama-de-muebles-baratos-muebles-baratos-y-mobiliario-barato-todo-a-precios-de-fabrica-entrega-gratuita-y-envio-en-48-h-descubra-nuestra-amplia-gama-de-muebles-baratos-muebles-baratos-y-mobiliario-barato-todo-a-precios-de-fabrica-entrega-gratuita-y-envio-en-48-h
Envíos en 48 horas
concept-u-descubra-nuestra-amplia-gama-de-muebles-baratos-muebles-baratos-y-mobiliario-barato-todo-a-precios-de-fabrica-entrega-gratuita-y-envio-en-48-h-descubra-nuestra-amplia-gama-de-muebles-baratos-muebles-baratos-y-mobiliario-barato-todo-a-precios-de-fabrica-entrega-gratuita-y-envio-en-48-h
Entrega gratuita
concept-u-descubra-nuestra-amplia-gama-de-muebles-baratos-muebles-baratos-y-mobiliario-barato-todo-a-precios-de-fabrica-entrega-gratuita-y-envio-en-48-h-descubra-nuestra-amplia-gama-de-muebles-baratos-muebles-baratos-y-mobiliario-barato-todo-a-precios-de-fabrica-entrega-gratuita-y-envio-en-48-h
Pago en 4 veces con Aplazame
concept-u-descubra-nuestra-amplia-gama-de-muebles-baratos-muebles-baratos-y-mobiliario-barato-todo-a-precios-de-fabrica-entrega-gratuita-y-envio-en-48-h-descubra-nuestra-amplia-gama-de-muebles-baratos-muebles-baratos-y-mobiliario-barato-todo-a-precios-de-fabrica-entrega-gratuita-y-envio-en-48-h
Garantía de satisfacción