La silla de comedor es un elemento imprescindible en nuestros hogares ya que forma parte del comedor, que es una de las estancias más importantes de la casa, por ser el espacio en el que nos reunimos con nuestra familia y amigos a diario o en ocasiones especiales. Además, junto con la mesa de comedor, las sillas de comedor definen la línea decorativa de la casa y contribuyen con su diseño a crear un ambiente acogedor y cálido. Existe una amplia oferta de muebles de comedor y sillas de diferentes estilos y diseños, por lo que la clave está en elegir las que mejor se adapten a tu espacio y a tu estilo de vida. Opta por el estilo industrial si te gusta la decoración de estilo urbano y vanguardista, por la tendencia escandinava si eres fan del estilo nórdico y las líneas puras, o descubre las ventajas de una silla de diseño.

silla escandinava

Sillas escandinavas
El mobiliario de estilo escandinavo es una tendencia en auge desde hace varios años, que se adapta a la perfección a todos los estilos decorativos. La silla escandinava es ideal tanto para un estilo de decoración en tonos neutros como para combinarla con elementos más coloridos, y destaca por su versatilidad ya que se adapta a todos los ambientes. Si para ti es tan importante la estética como la practicidad, la silla escandinava es la opción perfecta para ti, ya que combina diseño y funcionalidad. La puedes encontrar en diferentes modelos y materiales: con asiento y respaldo de tela o de plástico y con patas de madera. Combínala con una mesa de comedor de estilo escandinavo para lograr el look nórdico que buscas, y que convertirá tu comedor en un espacio agradable y acogedor donde disfrutar de largas sobremesas con familia y amigos. Deja que la naturaleza invada tu hogar a través de muebles diseñados para brindarte la comodidad y la tranquilidad que te mereces.
Sillas escandinavas

Silla estilo industrial

Sillas estilo industrial
La silla de estilo industrial no es nueva pero su entrada en nuestras casas es relativamente reciente, ya que ha sido en los últimos años cuando el estilo industrial ha adquirido más popularidad, irrumpiendo con fuerza en nuestros hogares. El estilo industrial tiene muchas ventajas desde un punto de vista práctico y destaca por su versatilidad, ya que su uso no solo queda limitado a decoraciones de estilo industrial, sino que también es compatible con otros estilos decorativos como por ejemplo el nórdico. Existen muchos modelos de silla industrial, en diferentes colores e incluso con un toque rústico o más urbano, pero todas ellas tienen un denominador común que es el metal. Hoy en día, el uso de las sillas de metal no está limitado a los muebles de jardín, se han convertido en un imprescindible en los interiores más vanguardistas, y son muy apreciadas por su diseño robusto y su durabilidad.
Sillas estilo industrial

Silla de diseno

Sillas de diseño
Las sillas de diseño se han democratizado en los últimos años, tomando diferentes formas para satisfacer todos los gustos y crear ambientes con una decoración moderna y de vanguardia. El término silla de diseño engloba una gran variedad de modelos de sillas. Sobra decir que una pieza de diseño es más que cuatro patas, un respaldo y un asiento, va mucho más allá y puede considerarse como una tendencia de decoración en sí misma. La silla de diseño ha evolucionado mucho en los últimos años, mezclando diferentes estilos y materiales para crear piezas de diseño únicas, como por ejemplo una silla de ratán con patas de metal, que mezcla la tendencia vintage con un innegable toque moderno. La silla de diseño puede incorporar elementos de tela, materiales sintéticos, metal, patas de madera maciza o incluso asientos y respaldos en piel sintética…¡Todo está permitido! Y ese es precisamente su punto fuerte.
Sillas de diseño

SILLAS DE COMEDOR : LA GUÍA

¿Qué tipo de sillas de comedor debo elegir?

Las sillas de comedor deben reunir dos características principales: ser estéticamente bonitas y a la vez funcionales. Por lo tanto, a la hora de elegir el diseño y los materiales de las sillas de comedor, debes tener en cuenta el uso que vayas a darles y que se adapten al espacio del que dispones y a tu estilo de vida, para asegurarte de que son perfectas para ti.

En cuanto a la estética de las sillas, si te gustan las sillas de líneas sencillas y atemporales, la silla escandinava, con patas de madera natural es una opción muy versátil y combina con muchos estilos de decoración. Por otro lado, las sillas y taburetes industriales son otra de las tendencias de los últimos años, que destacan por ser piezas robustas y con una gran personalidad ideales para crear un ambiente más moderno y urbano. Por último, las sillas de diseño ofrecen una gama muy variada de diseños y son ideales para los amantes de las últimas tendencias.

¿Qué tipo de material elegir para las sillas de comedor?

El tipo de material de la silla es un factor muy importante a tener en cuenta a la hora de comprar tus sillas de comedor. Dependiendo del uso que les vayas a dar, si las vas a usar a diario o solo en ocasiones especiales, y del tipo de ambiente que quieras crear; estos son los principales materiales que podrás elegir para tus sillas de comedor:

 

- Sillas tapizadas: Una de las alternativas más populares, por su comodidad y la posibilidad de adaptarse a cualquier estilo decorativo según la tapicería que se utilice.

- Sillas de madera: Muy versátiles y perfectas para aportar un toque natural a tu estancia.

- Sillas de metal: Aunque pueda parecer que son incómodas debido a su estructura rígida, suelen ser modelos cómodos y, además, se limpian fácilmente.

- Sillas de resina, policarbonato, metacrilato o fibra de vidrio: Darán a tu comedor un aspecto actual. Además, gracias a que son materiales resistentes y fáciles de limpiar, son perfectos para comedores de uso diario.

¿Cómo colocar las sillas de comedor?

Todo dependerá del tamaño y de la forma de la mesa, así como del espacio del comedor. Según los profesionales, para que los comensales estén cómodos son necesarios entre 50 y 60 centímetros para cada comensal, a lo que debemos sumarle 10 centímetros más si las sillas cuentan con reposabrazos. Siguiendo esta regla, en una mesa de 220 centímetros de largo y 90 centímetros de ancho, puedes colocar 3 sillas a cada lado de la mesa y una en cada extremo.

A la hora de colocar las sillas, es importante tener también en cuenta las patas de la mesa. Si están en las esquinas, podrás poner más sillas sin perder comodidad. Una opción muy decorativa es utilizar el mismo material de las patas en las sillas para la mesa, consiguiendo así un efecto de continuidad visual. Si vas a necesitar más sillas en momentos puntuales, echa mano de sillas plegables o apilables.

¿Comprar las sillas de comedor todas iguales o combinar diferentes estilos?

Si no te gusta arriesgar y buscas serenidad, lo mejor es que compres todas las sillas a juego. Si por el contrario quieres seguir la tendencia del mix & match pero no quieres ser demasiado atrevido, elige elementos en tonos claros de materiales distintos como madera para la mesa y resina y acero para las sillas para conseguir un comedor actual de estilo escandinavo. Si eres más atrevido, puedes combinar una mesa rústica con sillas contemporáneas para dar un toque diferente a tu comedor. Por último, si eres fan del estilo ecléctico, opta por mezclar colores y distintos modelos de sillas, pero siempre siguiendo un hilo conductor para evitar la sensación de desorden:

 

- Elige un mismo modelo en diferentes colores: Escoge un modelo básico de sillas de madera y dales tu toque personal pintando cada una en un tono distinto. El truco aquí es elegir colores que estén en una misma gama cromática y sean armónicos entre sí.

- Elige sillas de modelos diferentes del mismo color: Si tienen el mismo tono, puedes mezclar modelos diferentes con un estilo similar, siempre que sus materiales combinen bien entre sí para que dé la sensación de que pertenecen a un mismo conjunto.

Hoy en día, existen infinidad de opciones a la hora de elegir los muebles del comedor, lo que hace muy difícil decantarse por un modelo u otro de sillas de comedor. Además, el hecho de que el comedor sea una de las estancias más importantes de la casa, donde pasamos gran parte de nuestro tiempo, no hace más fácil la elección. Es esencial que las sillas del comedor sean cómodas y funcionales y al mismo tiempo estéticamente bonitas y que estén en línea con la decoración de la casa. Aunque son muchos los factores a tener en cuenta, a continuación vamos a desarrollar los más importantes:

...

Elegir las sillas según el tamaño del comedor

Para elegir el tamaño de las sillas, antes debemos tener en cuenta las dimensiones del espacio destinado para el comedor. Como norma general, si tu comedor comparte espacio con el salón y no es demasiado grande, la mejor alternativa es optar por un diseño de silla ligero, cuyo respaldo no sea demasiado alto. Si por el contrario tienes una estancia independiente para el comedor y esta es grande, puedes apostar por una silla tapizada o de diseño, que aportará un toque de elegancia y distinción a la estancia. Además, si cuentas con suficiente espacio, puedes elegir un modelo que cuente con reposabrazos para conseguir un extra de comodidad, ya que ocupan de media 10 centímetros más que una silla estándar (que ocupa aproximadamente 50 centímetros).

 

Mantenimiento de las sillas de comedor

 

A la hora de elegir las sillas de comedor de nuestra casa debemos tener en cuenta el material de las mismas, ya que de ello va a depender que sean o no de fácil limpieza y mantenimiento. Según cuál sea su material van a necesitar un producto y unos cuidados diferentes. A continuación, te desvelamos algunos sencillos trucos para evitar estropearlas y alargar su vida útil :

  • Sillas de madera: Para limpiar las sillas de madera se puede recurrir a algunos remedios caseros de toda la vida con ingredientes que todos tenemos en casa. Uno de estos trucos consiste en mezclar clara de huevo a punto de nieve con amoniaco y aplicar la mezcla sobre la madera. Por último, debemos pasar un paño seco por la superficie para que quede limpia y brillante.
  • Sillas tapizadas: Si quieres que tus nuevas sillas se mantengan como nuevas durante mucho tiempo, es conveniente que escojas unas sillas de comedor con tapizados textiles de fácil mantenimiento o anti-manchas. Esto es algo muy importante a tener en cuenta sobre todo si tienes niños, o si el tapizado de tus sillas de comedor es de colores claros.  
  • Sillas de metal: Son una opción perfecta, ya que no necesitan mucho mantenimiento y son muy duraderas. Para su cuidado se recomienda usar agua tibia y un paño de microfibra. Esto debe hacerse siguiendo el sentido de las vetas del metal para evitar rayarlo y al finalizar la limpieza secar bien la superficie.
  • Sillas de resina, metacrilato o de fibra de vidrio: Son una alternativa perfecta para los comedores de uso diario, ya que son de muy fácil mantenimiento. Para limpiarlas de forma regular, lo ideal es hacerlo con una bayeta mojada, nunca en seco. Limpialas con una mezcla de agua y jabón neutro y quedarán perfectas sin apenas esfuerzo.

 

¿Qué uso vas a dar a las sillas de comedor?

 

No es lo mismo un comedor de uso diario que uno que solo se usa en ocasiones especiales. También es importante tener en cuenta tu estilo de vida: si sueles comer habitualmente fuera de casa, si sueles organizar muchas comidas con amigos o familiares, si tienes o no niños… Estos factores son condicionantes a la hora de elegir la mejor silla de comedor para ti. Si usas el comedor en contadas ocasiones, quizás prefieras priorizar la estética a la funcionalidad, pero si es un comedor de uso diario es fundamental que sea práctico y que las sillas de comedor sean cómodas y de fácil mantenimiento.

 

Altura y dimensiones de la silla de comedor

 

En cuanto a las dimensiones de la silla respecto a la mesa, para que el comensal no sienta que está demasiado alto ni demasiado bajo, el asiento debería estar a una altura de unos 45 centímetros. Además, para que sea una silla cómoda, debe contar con unos 50 centímetros de profundidad, de forma que las piernas formen un ángulo recto con el suelo cuando te sientas. Respecto al respaldo, para mantener una postura cómoda y que no sufran las cervicales, es conveniente que no tenga más de 110 centímetros de alto.

No te olvides de la comodidad

Además de asegurarte de que cumplen con los requisitos de estética y funcionalidad, tienes que comprobar que las sillas del comedor son cómodas para ti, ya que suele ser una cuestión de gustos. El objetivo es que el comedor sea un espacio agradable en el que tú y tus comensales podáis estar cómodos y disfrutar de largas sobremesas.