-30 €
Pérgola autoportante de 12 m² con lona retráctil Pérgola autoportante con lona retráctil de 12 m²

Pérgola autoportante 4 x 3 m con tela retráctil

464,90 € Precio habitual 494,90 €
-110 €
Cenador autoportante gris 3x3 m con estructura de aluminio y lona de poliéster Regia sobre fondo blanco Cenador autoportante gris topo 3x3 m con estructura de aluminio y lona de poliéster Regia sobre fondo blanco

Cenador autoportante 3x3 m con estructura de aluminio y lona de poliéster

454,90 € Precio habitual 564,90 €
Agotado
Pérgola retráctil 3 x 3 m con lona impermeable Blanco y gris topo Kanpur sobre fondo blanc Pérgola retráctil 3 x 3 m con lona impermeable Blanco y negro Kanpur sobre fondo blanc

Pérgola retráctil blanca y gris topo con lona impermeable

719,90 €
Agotado
Pérgola con 4 lonas correderas de 3 x 3 m color Gris y Gris topo Pérgola con 4 lonas correderas de 3 x 3 m Gris y Gris topo

Pérgola con 4 lonas correderas de 3 x 3 m color Gris y Gris topo

804,90 €
Agotado
Pérgola exenta de 12 m², estructura de aluminio y tejido de poliéster Pérgola exenta estructura de aluminio y tejido de poliéster de 12 m²

Pérgola autoportante 4 x 3 m con tela retráctil

494,90 €

Pérgolas de aluminio: la guía

¿Cuáles son las ventajas de una pérgola de aluminio?

Las pérgolas de aluminio son una de las mejores opciones que hay para disfrutar de un espacio de sombra en tu jardín, tanto si es para descansar plácidamente como para pasar un buen rato con amigos. Y sus ventajas con respecto a otras opciones son notables. La primera tiene que ver con las características del material: el aluminio es muy resistente y ligero, y eso te aporta la flexibilidad necesaria para poder instalar la pérgola en un lugar u otro de tu jardín.

Además, las pérgolas de aluminio son como habitaciones al aire libre, muy robustas, duraderas y versátiles, cuentan con diversas opciones de diseño, y con diferentes modos de crear una estructura de sombra: de hecho, puedes encontrar pérgolas cerradas de aluminio cuya lona se extiende desde un extremo hasta el otro a lo largo de la cubierta; ofrece una sombra integral, y protege de los vientos del jardín.

Pero donde realmente podrás apreciar su resistencia y durabilidad es a la hora de soportar las diferentes condiciones climatológicas porque no solo aguantan perfectamente el calor intenso, sino que son capaces de mantenerse inalteradas por efecto de la lluvia. Este hecho convierte este tipo de pérgolas en una opción perfecta para mantenerla al aire libre durante todo el año, sin preocuparte por el mantenimiento que requieren otros materiales como la madera. Por último, este gazebo es una opción estéticamente muy atractiva que es capaz de convertir un pequeño rincón de tu jardín en un espacio icónico pensado para disfrutar de la mayor parte de los planes de pérgola a lo largo de muchos momentos del año.

¿Cómo elegir una pérgola de aluminio?

A la hora de elegir esta estructura o cubierta del patio debes tener en cuenta el espacio del que dispones en tu zona exterior. Una pérgola de aluminio de 3x4 metros es una de las opciones más equilibradas que puedes encontrar para, por un lado, disfrutar de un área amplia y capaz de acoger a varias personas bajo su sombra y, por otro, para no ocupar un espacio demasiado grande de tu jardín y disponer de cierta holgura para hacer otras cosas. En cualquier caso, si tienes la suerte de disfrutar de un jardín de grandes dimensiones y te gusta reunirte con muchos amigos y familiares, puedes encontrar soluciones más amplias, en concreto, una pérgola de aluminio de 6x4 metros capaz de acoger a un montón de comensales e invitados. Pero no solo debes tener en cuenta sus dimensiones, también debes pensar qué tipo de sombra de pérgola necesitas, si quieres que se pueda trasladar, las características de su toldo, etc.

En principio este tipo de soluciones están pensadas como espacio vital, para aportar sombra durante los meses cálidos del año y disfrutar de una zona resguardada del sol para descansar o en una celebración. Por eso, aunque hay opciones de lonas impermeables, la mayoría de los toldos de este tipo dejan pasar el agua de la lluvia. En cambio, sí están preparados para soportar y filtrar los rayos UV.

Entre las opciones que existen puedes elegir pérgolas con un toldo que cubra solo la cubierta o que te ofrezca una cobertura integral, o de lado a lado, dejando únicamente descubiertos los laterales.

También tienes que tener en cuenta si quieres una pérgola de patio que permanezca anclada y fija en el suelo con pernos de carro o que tenga una situación libre y la puedas mover por diferentes lugares en función de la época del año y de la forma en que incide el sol.

Estos elementos te permitirán dar con la mejor opción de diseño de pérgola de aluminio para tu zona exterior.

¿Cuánto cuesta una pérgola de aluminio?

Las pérgolas de aluminio son una opción bastante asequible para disfrutar de un espacio de vida al aire libre, cubierto pero al mismo tiempo robusto y duradero, en tu jardín, terraza o zona de exterior.

A pesar de su carácter estructural el aluminio es uno de los materiales con mejor rendimiento, apenas necesita mantenimiento, es muy resistente frente a golpes y soporta todas las condiciones climatológicas.

Todo esto, unido a su precio reducido, lo convierte en una de las opciones más económicas y asequibles frente a otras como la madera. Para que te hagas una idea de los precios, puedes encontrar cenadores sencillos por poco más de 300 euros, y después encontrar pérgolas más amplias y retráctiles con lona impermeable por menos de 650.

Entre ambas opciones puedes encontrar un abanico más amplio de precios y opciones para que disfrutes de la que mejor se adapte a tus necesidades.

¿Cómo mantener una pérgola de aluminio?

El mantenimiento de una pérgola de aluminio es muy básico.

La ventaja que tiene este material es que apenas sufre con las inclemencias meteorológicas y es muy fácil de limpiar y de mantener: basta con darle agua y pasar a continuación un trapo para retirar los restos de hojas o de polvo que se hayan podido adherir.

Además, las lonas se pueden retirar con facilidad para preservarlas de la lluvia y guardarlas durante el invierno.

Pérgola de aluminio: para una terraza moderna y cómoda

El verano rima con aperitivos entre amigos, buenos momentos compartidos, tardes de piscina y noches hasta altas horas. En este sentido, sería una lástima que un sol ardiente o una lluvia pasajera arruinen tus planes. El espacio exterior de una casa es un verdadero santuario donde es agradable reunirse con seres queridos para relajarse en las mejores condiciones. Y unas condiciones óptimas implican necesariamente una sombra de calidad. ¡Es aquí donde entra en juego la pérgola de aluminio! Un equipo accesible, fácil de instalar y práctico, que le dará a su terraza un valor añadido real.

...

La pérgola de aluminio sabe encontrar su lugar en muchos entornos

Las pérgolas pueden encajar con todas las tendencias de decoración. Al igual que la pérgola de madera o la pérgola de hierro, como la pérgola de acero, la pérgola de aluminio sabe adaptarse. Por ejemplo, se la puede imaginar junto a una casa renovada de estilo granja o en la terraza de una residencia contemporánea con una azotea. Este es uno de los grandes beneficios del diseño de la pérgola: dondequiera que esté, brilla sin rival y se impone como una cubierta de terraza imprescindible, ideal para proporcionar una protección solar real. La pérgola autoportante con toldo lateral también es muy adecuada para hacer frente a cualquier eventualidad. Los toldos laterales también son muy prácticos. Existen varias dimensiones como la pérgola 3x3 y la pérgola 4x3 de aluminio.

La pérgola de aluminio: ¡en la cima de la tendencia!

Todas las pérgolas, como las pérgolas bioclimáticas o los modelos más simples, ofrecen una verdadera oportunidad para vestir con estilo un espacio exterior. Práctica y de moda, la pérgola atraviesa las épocas y responde a las exigencias de la moda sin dejar de ser amable cuando se trata de contrarrestar los rayos del sol. Con un conjunto de jardín de resina trenzada, madera de teca o plástico, combinado con un conjunto de comedor de acero o aluminio, tumbonas o una hamaca, la pérgola de aluminio es una excelente manera de embellecer la terraza.

¡Instalar una pérgola de aluminio es fácil y rápido!

Una de las ventajas de la pérgola de aluminio es su ligereza. A diferencia de los modelos más pesados, que pueden requerir un estudio de viabilidad en las terrazas para saber si estas pueden soportar el peso, la pérgola de aluminio se adapta en cualquier lugar. Se estima que la pérgola, por motivos de seguridad, debe instalarse preferiblemente sobre una losa de hormigón de al menos 10 cm de grosor, aunque un soporte de aglomerado también puede servir. Cada poste debe mantenerse firmemente para hacer frente al viento, ya sea para una pérgola de aluminio adosada o autoportante. Por lo tanto, la instalación de una pérgola no presenta dificultades particulares.

Algunos ejemplos de decoración con una pérgola de aluminio

La pérgola de lona o la bioclimática con lamas orientables pueden establecer la decoración del espacio exterior. Simplemente es importante tener en cuenta que la terraza no debe estar sobrecargada. Un juego de salón de jardín, dos tumbonas o un banco pueden decorar perfectamente una terraza bajo una pérgola, aunque, por supuesto, se pueden imaginar otras combinaciones para alentar constantemente la comodidad y la relajación.

La pérgola autoportante permite disfrutar de un espacio acogedor y cómodo. También se puede colocar cerca de la piscina y alojar un salón de jardín bajo con un sofá para fomentar la relajación.

Una buena idea es cubrir una pérgola con plantas trepadoras como hiedra o glicina. ¡Ideal para crear una atmósfera agradable, natural y relajante!

Seleccionar la perfecta pérgola de aluminio

Seleccionar la perfecta pérgola de terraza de aluminio implica tener en cuenta varios criterios:

  • El diseño: existen pérgolas de aluminio de varios colores para adaptarse a todas las tendencias, así como de varias formas para responder a todas las necesidades de diseño. La pérgola mural y la pérgola autoportante pueden satisfacer muchas exigencias en cuanto a estilo.
  • Las dimensiones: deben adaptarse a las necesidades. Una gran terraza, por ejemplo, requiere una gran pérgola como la de 4x3 metros, mientras que un espacio exterior más reducido es más adecuado para una pérgola más pequeña, como la de 3x3 metros.
  • El precio: hoy en día es fácil comprar una pérgola de aluminio que no afecte su presupuesto.
  • El tipo de pérgola: entre la pérgola adosada o la pérgola autoportante, lo importante es elegir el modelo más adecuado para la configuración de la terraza o del jardín.

¿Estás listo para pasar momentos inolvidables bajo la pérgola?