-170 €
Tumbona mecedora doble negra con toldo blanco Essaouira fundo blanco Tumbona mecedora doble negra con toldo blanco Essaouira

Tumbona mecedora doble negra con toldo blanco

229,90 € Precio habitual 399,90 €
-150 €
silla huevo de ratán beige sillón egg efecto ratán beige con pie sillón egg efecto ratán beige

Sillón huevo de resina efecto ratán - JANE

259,90 € Precio habitual 409,90 €

Conjunto de 2 tumbonas y una mesa auxiliar

309,90 €

Conjunto de 2 tumbonas y su mesa auxiliar

309,90 €
-5 €
 Conjunto de 2 tumbonas Bahia Topo  Conjunto de 2 tumbonas Bahia Topo sobre fondo blanco

Juego de 2 tumbonas apilables y regulables de aluminio y textileno

209,90 € Precio habitual 214,90 €

Tumbona de teca maciza con ruedas, estantes y reposabrazos

354,90 €

Mesa de centro de jardín de plástico reciclado

74,90 €
-20 €
Juego de 2 tumbonas regulables y apilables con patas de acero Limea Cappuccino Juego de 2 tumbonas regulables y apilables con patas de acero Limea Gris

Juego de 2 tumbonas regulables y apilables con patas de acero

189,90 € Precio habitual 209,90 €

Tumbona mecedora doble con toldo negro y gris

329,90 €

Tumbona de madera color beige

234,90 €
-10 €
Tumbona regulable y apilable con patas de acero Limea sobre fondo blanco Cappuccino Tumbona regulable y apilable con patas de acero Limea Gris sobre fondo blanco

Tumbona regulable y apilable con patas de acero

129,90 € Precio habitual 139,90 €
-40 €
Silla colgante con aspecto de ratán y soporte natural Silla colgante con aspecto de ratán y soporte natural

Silla colgante con aspecto de ratán y soporte

259,90 € Precio habitual 299,90 €
-110 €
Hamac de madera Lagoa Chocolate Hamac de madera Lagoa Chocolate sobre fondo blanco

Hamaca de madera

189,90 € Precio habitual 299,90 €

Juego de 2 cojines para tumbona

114,90 €

Juego de 2 tumbonas de aluminio con ruedas Cuba gris

409,90 €
-10 €
Hamaca con lona de tejido y soporte de 2,6 m sobre fondo blanco Multicolor Hamaca con lona de tejido y soporte de 2,6 m sobre fondo blanco Azul y verde

Hamaca con lona de tejido y soporte de 2,6 m

99,90 € Precio habitual 109,90 €
-30 €
Cama de jardín y tumbona mecedora para 2 personas sobre fondo blanco Beige Cama de jardín y tumbona mecedora para 2 personas sobre fondo blanco Chocolate

Cama de jardín y tumbona mecedora para 2 personas

99,90 € Precio habitual 129,90 €

Tumbona reclinable negra y gris oscuro

109,90 €

Conjunto de 2 tumbonas reclinables negras y gris oscuro

149,90 €

Hamaca con patas de madera para 2 personas de 195 x 180 cm de textileno color crudo

399,90 €
-15 €
Juego de 2 tumbonas Gris oscuro 2 tumbonas Gris oscuro

Juego de 2 tumbonas

224,90 € Precio habitual 239,90 €
-10 €
Juego de 2 tumbonas apilables y regulables de aluminio y textileno Gris y negro Juego de 2 tumbonas apilables y regulables de aluminio y textileno Naranja y blanco

Juego de 2 tumbonas apilable y regulable de aluminio y textileno

199,90 € Precio habitual 209,90 €

Tumbona apilable y regulable de aluminio y textileno

109,90 €
-50 €
Silla Beige colgante de resina trenzada estilo ratán Silla colgante Beige de resina trenzada estilo ratán

Silla colgante de resina trenzada estilo ratán

354,90 € Precio habitual 404,90 €

Hamaca mecedora de 2 plazas

269,90 €

Tumbona para 2 personas con sombrilla de tejido Oxford

149,90 €

Tumbona mecedora crudo

209,90 €
-20 €
Tumbona de textileno madera gris oliva Tumbona de madera y textileno gris oliva

Tumbona de madera y textileno gris oliva

189,90 € Precio habitual 209,90 €

Tumbona mecedora doble con toldo negro y gris

354,90 €

Tumbona de teca con ruedas y bandeja

559,90 €

Juego de 2 tumbonas

209,90 €

Juego de 2 tumbonas negras con visera solar

109,90 €

Hamaca y tumbona: La guía

¿Cómo elegir una hamaca y una tumbona?

Elegir una hamaca o tumbona de jardín suele ser bastante sencillo, ya que solo hay que guiarse por las características de ambos elementos para poder escoger una opción.

Una hamaca, por ejemplo, puede ser de dos tipos.

El primero de ellos es la hamaca colgante, que simula la forma de una cama suspendida en el aire. Son las más populares, y pueden venir con un soporte de hamaca para que no tengas que anclarla a ningún elemento de tu jardín.

Por otro lado, está la silla de hamaca, que cuelgan de un elemento del techo o de un soporte. Suele ser una silla de mimbre en forma de huevo, que cuelga y se balancea como un péndulo.

También influye mucho en una hamaca el tipo de tela que use, ya que pueden ser de cuerda de algodón, nylon, de red o, incluso, acolchadas.

En cuanto a la tumbona, existen muchos parámetros que nos harán decantarnos por una u otra.

El primero de ellos suele ser el material en el que están construidas, ya sea madera dura, aluminio, acero o, las más comunes, las de plástico.

También debemos tener en cuenta el diseño, ya que las tumbonas también son un elemento decorativo de nuestro jardín.

Luego podemos fijarnos en si queremos una tumbona con reposabrazos o sin ellos, y saber si necesitamos que sea reclinable para poder poner nuestra espalda en distintas posiciones.

Las tumbonas también pueden ser apilables, para que sea mucho más fácil recogerlas tras una jornada de piscina o sol.

Existen, además, versiones plegables que son mucho más fáciles de almacenar.

También existen tumbonas con las que vienen incluido un parasol o una mesita, que es el accesorio perfecto para poder dejar una bebida o un libro mientras disfrutamos tumbados al sol.

Hamaca o tumbona, ¿cuál escoger?

Si solo pudieras elegir entre una hamaca o una tumbona, debemos decirte que tienes una decisión muy difícil.

La mejor opción depende de cada persona y del uso que le vayas a dar a la hamaca o tumbona.

Si, por ejemplo, quieres un lugar relajante en el que acostarte a leer un libro, te recomendamos una hamaca.

La tumbona es mejor si lo que quieres es tumbarte al lado de la piscina a tomar el sol.

Para una siesta relajante es mejor una hamaca, y para las personas que quieran una superficie estable, las tumbonas. Sin embargo, si quieres un sueño amortiguado, tenemos que volver a recomendarte la hamaca.

¿Cómo cuidar una hamaca y una tumbona?

Los cuidados de una hamaca al aire libre, aunque escasos, son importantes para poder alargar su vida útil.

Una hamaca tumbona colgante debe ser recogida tras su utilización, ya que el estar continuamente amarrada a dos puntos puede desgastar la cuerda.

También es relevante limpiarla siguiendo las indicaciones de su etiqueta, porque muchas veces no se puede meter en la lavadora y deberemos limpiarla a mano.

Para la silla hamaca, que suele ser de mimbre, lo mejor es aplicarle algún barniz especial que aumente su duración y color natural.

En cuanto a las tumbonas, estas suelen estar más a la intemperie que las hamacas y soportar todos los climas posibles. Por eso es fundamental hacerle un cuidado más exhaustivo.

Usar fundas para taparlas, aplicarles barnices o aceites dependiendo del material, recoger sus cojines o almohadas y recogerlas en un espacio cerrado cuando no las vas a usar son buenos consejos para su mantenimiento.

¿Cuáles son las ventajas de tener una hamaca o tumbona en el jardín?

Tener una hamaca o tumbona en tu jardín puede proporcionarte múltiples beneficios. En primer lugar, son excelentes para relajarse y disfrutar del aire libre. Puedes tumbarse bajo el sol y tomar una siesta tranquila, leer un libro, o simplemente contemplar la naturaleza. Además, las hamacas y tumbonas también pueden mejorar tu bienestar. Pasar tiempo al aire libre, respirar aire fresco y disfrutar del entorno natural pueden reducir el estrés y aumentar tu felicidad.

Además, estas piezas de mobiliario son versátiles. Puedes usar una tumbona o hamaca en tu jardín, terraza, balcón o incluso llevarla contigo a la playa o acampar. Son fáciles de transportar y configurar. También son ideales para socializar. Puedes disfrutar de conversaciones con amigos y familiares mientras te relajas en una tumbona o compartes una hamaca.

Por último, son una excelente adición estética a tu espacio al aire libre. Vienen en una variedad de estilos y materiales que pueden complementar la decoración de tu jardín. En resumen, tener una hamaca o tumbona en el jardín no solo es cómodo, sino que también puede mejorar tu bienestar y la apariencia de tu espacio al aire libre.

FAQ

Las hamacas y tumbonas son mucho más que simples muebles para exteriores. Son testimonios de la historia, manifestaciones de la creatividad en diseño y fuentes de relajación en nuestra vida cotidiana. Ya sea que estés buscando un lugar tranquilo para leer un libro, tomar una siesta al aire libre o simplemente disfrutar de la belleza de tu entorno, estos muebles son compañeros ideales. En este artículo, exploraremos las diversas facetas de las hamacas y tumbonas, desde su historia hasta las tendencias actuales en su diseño y uso.

...

Dónde colocar las hamacas y tumbonas en su jardín?

Dónde colocar las hamacas y tumbonas en tu jardín es una decisión clave para crear un espacio de relajación perfecto. Busca lugares sombreados bajo árboles frondosos o pérgolas si prefieres disfrutar del aire libre sin la exposición directa al sol. Si tienes una vista panorámica que deseas aprovechar al máximo, coloca tus tumbonas mirando hacia el paisaje. Para un ambiente más privado, considera crear un rincón acogedor entre arbustos o plantas altas. También puedes jugar con la disposición de las hamacas y tumbonas para fomentar la interacción social, ideal para charlar y disfrutar de la compañía de amigos y familiares. Sea cual sea tu elección, recuerda que las hamacas y tumbonas son elementos versátiles que pueden adaptarse a diferentes áreas de tu jardín para crear un espacio cómodo y acogedor donde puedas relajarte y disfrutar de la naturaleza.

Historia de las hamacas y tumbonas

Las hamacas tienen una rica historia que se remonta a miles de años. Originarias de América Central y del Sur, estas piezas de mobiliario solían ser tejidas a mano con fibras naturales, proporcionando un lugar cómodo para descansar. Durante siglos, las hamacas fueron un símbolo de comodidad y relajación en las culturas indígenas.

Las tumbonas, por otro lado, tienen raíces más recientes. Se desarrollaron en la Europa del siglo XIX, diseñadas para ofrecer una opción de descanso más ergonómica y ajustable. Desde entonces, han evolucionado en términos de materiales y diseño para adaptarse a las necesidades modernas.

Tendencias actuales en diseño

Materiales sostenibles

En la actualidad, existe una creciente tendencia hacia el uso de materiales sostenibles en la fabricación de hamacas y tumbonas. Esto incluye maderas certificadas por el FSC (Forest Stewardship Council) y telas reciclables. La conciencia ambiental es un factor importante para los consumidores que desean disfrutar del aire libre sin dejar una huella ecológica significativa.

Diseños innovadores

Los diseñadores han llevado estas piezas de mobiliario a un nivel completamente nuevo con diseños innovadores. Desde tumbonas con sistemas de elevación y ajuste automático hasta hamacas flotantes que cuelgan del techo, la creatividad y la innovación en el diseño han ampliado las posibilidades de cómo disfrutar de la comodidad al aire libre.

Combinación de estilos

Otra tendencia interesante es la combinación de estilos. Muchas personas optan por mezclar hamacas y tumbonas de diferentes materiales y diseños para crear un espacio exterior único y personalizado. Por ejemplo, una hamaca tejida a mano puede complementar perfectamente una tumbona de metal moderna, creando un contraste visual atractivo.

Cuidado y mantenimiento

El cuidado adecuado es esencial para mantener tus hamacas y tumbonas en óptimas condiciones a lo largo del tiempo. Aquí hay algunos consejos prácticos:

  • Limpieza regular: Limpia la superficie de tu hamaca o tumbona regularmente para eliminar el polvo y la suciedad. Utiliza un paño suave y húmedo, o un cepillo suave si es necesario. Enjuaga y seca bien para evitar el crecimiento de moho.
  • Protección solar: Protege tus muebles del sol directo para evitar la decoloración y el deterioro. Si es posible, guárdalos bajo una sombrilla o en un lugar sombreado.
  • Materiales específicos: Considera los materiales de tus hamacas y tumbonas. Las de madera pueden requerir un tratamiento de aceite para mantener su lustre, mientras que las de metal pueden beneficiarse de una capa de pintura protectora.