VENTA DE PRIMAVERA : Haste -50% sobre los productos de jardín | Entrega gratuita en 48h | Pago en 4 veces o mas

Sillas escandinavas: la guía

¿Qué es una silla escandinava?

La silla de estilo escandinava o nórdica es un asiento sencillo que tiene un diseño minimalista inconfundible y que lleva ya más de medio siglo instalándose en los salones de medio mundo. Tanto el asiento como la disposición de sus patas son muy característicos: el primero suele estar realizado en una única pieza con diferentes formas, mientras que sus patas son oblicuas y se abren desde una zona central hacia el exterior para conferirles un diseño específico. Este tipo de silla carece de reposabrazos y cuenta con infinidad de estilos para que pueda encajar en cualquier tipo de salón, con independencia de su decoración. Aunque guardan cierto parecido con la silla de párroco o silla Parson, se diferencian en que las patas de ésta son rectas y su respaldo, más elevado. La más icónica es la silla blanca escandinava con patas de madera clara, aunque también puedes encontrarlas en metacrilato, metal e incluso material plástico trenzado. También hay sillas tapizadas en tonos lisos o estampados, con diseños tipo patchwork, etc. A pesar de que las sillas escandinavas se pueden integrar en cualquier espacio y ambiente de la casa, son una solución perfecta para equipar un salón-comedor: es precisamente ese diseño característico el que las convierte en un mueble cómodo y con un tamaño adecuado para cualquier espacio de la casa. Pero también puedes utilizarlas como sillas de sala, como silla trasera o complemento para tu dormitorio, e integrar sillas laterales de apoyo en otras estancias de la casa.

¿Qué color elegir para tus sillas escandinavas?

Una de las características de las sillas escandinavas es que las puedes encontrar en todo tipo de colores, estilos y formas para vestir con elegancia cualquier comedor o espacio de la casa. En muchas ocasiones el color de la silla viene marcado por el material con el que está fabricada, como en el caso de las metálicas, las de madera o de metacrilato. Pero en muchas otras ocasiones se realizan en polipropileno, un material que no determina el color, que puede oscilar entre el negro y tonalidades más claras como el beige, el mostaza o el blanco. Para elegir el color de tus sillas escandinavas debes tener en cuenta el espacio de la casa que ocuparán y las tonalidades predominantes para conseguir una simbiosis perfecta. Por ejemplo, si las vas a utilizar como silla decorativa para complementar tu mesa de comedor debes asegurarte de que ambos tienen tonalidades diferentes. Una mesa en tono wengué, por ejemplo, necesita sillas en tonalidades claras o con estampados pero siempre con colores suaves. En cambio, una silla escandinava negra es perfecta para usarla con una mesa de comedor de color madera clara, aunque también puedes combinarla con un tapizado en tonalidades grises o con tapicería de cuero.

Además de estas opciones más convencionales puedes arriesgarte a integrar diferentes colores en un mismo espacio: como el diseño de las sillas es casi idéntico, puedes elegir juegos de sillas de diferentes tonalidades para dar un toque distintivo a tu comedor y convertirlo en un espacio icónico de tu casa. Eso sí: no te fíes solo de tu instinto y consulta con otras personas antes de comprarlas para evitar errores de diseño… y de bulto.

También son aptas para mezclar estilos y combinarlas, por ejemplo, con bancos, con un taburete, añadirles cojines, etc., y por supuesto, para utilizarlas como silla de oficina en espacios más minimalistas.

¿Qué silla escandinava elegir?

Hay multitud de tipos de silla nórdica escandinava en el mercado que comparten un mismo estilo básico, la disposición de sus patas, pero que guardan diferencias significativas entre ellas. La forma más icónica y característica es la que está compuesta por un asiento de una sola pieza que llega hasta la mitad de la espalda y que carece de reposabrazos: es la clásica silla de comedor tapizada o realizada en un material plástico. Pero si tu estilo es más rústico también puedes encontrarlas en madera con un respaldo más alto realizado con barras, o sillas fabricadas en ratán y con patas metálicas. También existen opciones de polipropileno y con estructura metálica que aportan un diseño más refinado e incluso industrial, perfectas para vestir una cocina. Y con respaldo de rejilla en diferentes tonalidades, que aportan una mezcla de estilos y materiales muy actual. En todo caso, estas opciones son perfectamente compatibles con elementos de artesanía y decorativos como lámparas retro y otros elementos para que puedas configurar un espacio diferencial.

¿Por qué elegir una silla escandinava?

Una de las características más interesantes de este tipo de sillas es que son muy versátiles y las puedes colocar en cualquier lugar de la casa. Además, esta opción es una de las mejores del mercado porque son fácilmente combinables con cualquier estilo de decoración; se trata de sillas muy cómodas, de poco peso y fáciles de mover de un lugar a otro de la casa. Puedes usarlas como sillas de muebles, de comedor, de cocina, auxiliares en la habitación, en tu rincón de lectura favorito, etc. Y todas estas características las convierten en una de las soluciones más funcionales para equipar cualquier vivienda.

¿Cómo elegir sus sillas escandinavas?

El comedor es la parte central de una vivienda y debe recibir especial atención a la hora de equiparlo. El objetivo es que sea al mismo tiempo de diseño, que sea un lugar agradable en el que vivir y funcional. Por tanto, es necesario cuidar los detalles. Tanto en la decoración, con bonitos cuadros, adornos y otros complementos, pero también por supuesto con el mobiliario. Y si en primer lugar pensamos en la mesa, en el bufé o incluso en el aparador, ¿qué pasa con las sillas? Hay variedades infinitas de las sillas escandinavas. Lo importante es no olvidar hacerse las preguntas adecuadas a la hora de elegirlas. Teniendo en cuenta sus hábitos, el uso que hace de su comedor y, por supuesto, sus gustos. Las sillas escandinavas deben enfatizar una tendencia decorativa pero también ser fáciles de mover. A continuación encontrará algunos consejos para elegir las sillas escandinavas adecuadas.

...

Utilice sus sillas escandinavas para crear un conjunto de fácil manejo

En cuanto a las sillas escandinavas, se enfrentan varias escuelas: por un lado, están quienes afirman que las sillas deben coincidir absolutamente con la mesa y, por el otro, los partidarios de un mueble digamos más desparejado. Por tanto, ¿qué hacer? Es simple: escuche a su corazón y no intente ajustarse por completo a una tendencia preconcebida. Es muy posible colocar una silla de comedor de diseño con una mesa de madera maciza de estilo bastante rústico. Esto hace que las sillas escandinavas sean muy interesantes. La madera de sus patas recuerda a la de la mesa o el bufé, pero contrasta al ofrecer una mezcla de estilos y de épocas. Tomemos, por ejemplo, a la elegante Erika. Una sillas de comedor de diseño que encuentran su lugar tanto en un interior contemporáneo como en un ambiente más rústico. El hecho de que estén disponibles en varios colores, en blanco, negro o gris, ofrece muchas posibilidades de combinaciones. Lo principal es querer romper los códigos para liberarse de los límites que imponen las convenciones. La Sara, una silla de comedor de diseño, blanca, con patas de metal, también puede ir muy bien con una mesa de madera así como la Julie, un modelo de silla escandinava con asiento gris y patas de madera.

Sillas escandinavas funcionales y prácticas

Aunque la apariencia de una silla escandinava es esencial, es necesario que esta sea fácil de manejar y ahorre tanto espacio como sea posible. Unas sillas que también deben cubrir unas necesidades muy concretas. Por tanto, puede resultar interesante elegir su mobiliario de tal forma que le haga la vida más fácil y no al revés. Olvídese de las sillas grandes y macizas de antes, las que hacían ruido cuando las movía y que resultaban ser demasiado pesadas. Hoy en día, las sillas escandinavas son ligeras, de diseño y prácticas. Modelos como la Eva, una silla escandinava tan interesante a nivel puramente visual como funcional. Tiene unas bonitas patas de madera, proporciona una gran comodidad gracias a su asiento ergonómico y cumple con todos los requisitos. Lo mismo ocurre con la Zoé, una silla escandinava "con agujeros" que también puede encontrar fácilmente su lugar en el interior de su hogar.

Al elegir una silla escandinava, de preferencia a la comodidad

¿Suele tener visitas? ¿Tiene problemas de espalda o quizá simplemente quiera darse un capricho comprando unas sillas cómodas? ¡Es muy normal! Y, para ello, no dude en exigir lo mejor. Es cierto que una silla no es un sillón, pero esto no es motivo para no equipar bien el hogar para estar cómodo durante las comidas familiares o incluso en el día a día a la hora de comer. Usted y sus invitados se merecen lo mejor, así que sus sillas escandinavas deben estar a la altura. Por ello, y según sus preferencias, ¿por qué no sucumbir con unas sillas con reposabrazos, como la Maya, una silla escandinava transparente? Esta silla ofrece un asiento envolvente tan estético como cómodo. ¡Una silla ideal cuando se quiere cuidar la espalda!

¿Sillas escandinavas a juego o no?

Vale la pena preguntárselo. En un primer momento, podríamos tender a priorizar las sillas que combinen entre sí. Por ejemplo, solo sillas Maya o Inès. Sin embargo, puede resultar interesante y original apostar por la variedad. De nuevo, esto depende de su gusto y de cómo esté decorado el interior de su hogar. En cualquier caso, es seguro que las sillas que no combinan le aportarán un cierto estilo a su estancia. También puede optar por un modelo concreto para su cocina y equipar su comedor con otro modelo. O comprar las mismas sillas para ambas estancias. Por supuesto, las sillas de la cocina y el comedor no están pensadas para combinar, pero esto puede ser una alternativa si las dos habitaciones están en el mismo espacio y sin una separación clara.

Sea como sea, tiene muchas opciones. Concept Usine ofrece múltiples modelos de sillas escandinavas de pvc, de metal o de madera, en colores o lisos y, por tanto, más sobrios. Sillas funcionales, prácticas, fiables y fáciles de trasladar que harán juego con su mobiliario y que marcarán el tono de una decoración alternativamente escandinava, industrial, colorida o más conservadora. Atrévase con las sillas de comedor Concept Usine y agregue color a su interior.

Sillas industrial - Sillas de diseño

concept-u-descubra-nuestra-amplia-gama-de-muebles-baratos-muebles-baratos-y-mobiliario-barato-todo-a-precios-de-fabrica-entrega-gratuita-y-envio-en-48-h-descubra-nuestra-amplia-gama-de-muebles-baratos-muebles-baratos-y-mobiliario-barato-todo-a-precios-de-fabrica-entrega-gratuita-y-envio-en-48-h
Envíos en 24 horas
concept-u-descubra-nuestra-amplia-gama-de-muebles-baratos-muebles-baratos-y-mobiliario-barato-todo-a-precios-de-fabrica-entrega-gratuita-y-envio-en-48-h-descubra-nuestra-amplia-gama-de-muebles-baratos-muebles-baratos-y-mobiliario-barato-todo-a-precios-de-fabrica-entrega-gratuita-y-envio-en-48-h
Entregas gratuita
concept-u-descubra-nuestra-amplia-gama-de-muebles-baratos-muebles-baratos-y-mobiliario-barato-todo-a-precios-de-fabrica-entrega-gratuita-y-envio-en-48-h-descubra-nuestra-amplia-gama-de-muebles-baratos-muebles-baratos-y-mobiliario-barato-todo-a-precios-de-fabrica-entrega-gratuita-y-envio-en-48-h
Pago en 4 veces con Aplazame
concept-u-descubra-nuestra-amplia-gama-de-muebles-baratos-muebles-baratos-y-mobiliario-barato-todo-a-precios-de-fabrica-entrega-gratuita-y-envio-en-48-h-descubra-nuestra-amplia-gama-de-muebles-baratos-muebles-baratos-y-mobiliario-barato-todo-a-precios-de-fabrica-entrega-gratuita-y-envio-en-48-h
Garantía de satisfacción