Jardin diseno

Pocas cosas resultan tan gratificantes como disfrutar de un jardín cuidado, de sus plantas y flores, y disfrutar de sus aromas, tonalidades... Un jardín no solo aporta color a tu casa, sino que le da vida, aunque sea de pequeñas dimensiones: con un poco de buen tiempo lo puedes convertir en una zona de barbacoa, en un lugar de reunión o de descanso, en un espacio de fiesta… Disfrutar de un jardín bonito y decorado es un lujo que, sin embargo, está al alcance de cualquier persona. Cuando llega la primavera los jardines se llenan de colorido y contribuyen a hacernos la vida más agradable: solo tenemos que dedicarles un poco de tiempo e imaginación para convertir nuestro pequeño vergel en un espacio único y lleno de personalidad. Entonces, ¿cómo decorar un jardín pequeño con plantas? Antes de lanzarte a plantar arbustos y flores, tómate un poco de tiempo para planificar lo que quieres y puedes hacer, e intenta visualizar el resultado por anticipado. Recuerda que sea como sea tu jardín hay varios elementos que puedes combinar: además de la vegetación, puedes aportar elementos de madera, fibras naturales y piedra de diferentes formas y tamaños para hacer que tu jardín cobre vida y se convierta en el centro de atención de tu casa. A continuación te mostramos 20 ideas de diseño de jardines con las que conseguirás decorar el hogar y que el jardín derroche encanto y se convierta en uno de los elementos más icónicos.

  1. Los rincones de tu jardín son importantes

En muchas ocasiones los rincones de un jardín se convierten en un espacio secundario en el que se suelen acumular restos de hojas, de hierba, etc. Para no desperdiciar ni un pequeño espacio de tu jardín solo tienes que actuar con un poco de creatividad y dotar a este lugar de cierto atractivo para que se pueda convertir en el centro de todas las miradas. Puedes, por ejemplo, crear una zona perimetrada con forma circular para romper los ángulos, colocar una tela oscura permeable sobre la tierra removida y cubrirla con piedritas de tonos blancos o con trocitos de ladrillo rotos para darle un toque de color. El resto queda en manos de tu imaginación: las plantas, las flores… incluso podrías plantar un arbusto en uno de los rincones para convertirlo en una zona especial…  

jardin pequeno desino
  1. ¿Poco espacio? Piensa en un jardín vertical

Si tienes un espacio pequeño y no quieres prescindir, por un lado, del colorido que te aportan las flores ni, por otro, de la comodidad y la vida que te da el mobiliario de exterior, tienes la posibilidad de explorar el espacio… en vertical. La jardinería vertical se ha convertido en una fantástica opción para cultivar determinados vegetales en huertos urbanos en espacios reducidos. Sin embargo, ciudades como Córdoba conocen mejor que nadie cómo dotar de colorido a los patios y hacerlo en superficies verticales. En la actualidad puedes encontrar varios tipos de jardineras, macetas, etc., de diferentes tamaños y formas para colocarlos en altura, y de esta forma combinar el colorido que te aporta la vegetación con una zona de estar cómoda compuesta por una mesa y varias sillas. Y recuerda que puedes utilizar la azotea como elemento de apoyo para hacer estos montajes.

jardín vertical
  1. Jardín minimalista como fórmula de éxito

Los jardines pequeños no implican una renuncia al colorido ni al gusto por las plantas. En muchas ocasiones podemos recurrir a la fórmula minimalista y convertir un espacio reducido en un hermoso jardín con un encanto y un atractivo increíbles. Por ejemplo, puedes convertir el perímetro de una sencilla escalera en una zona ajardinada con varias plantas de diferentes tipos y una decoración única a base de piedritas de color blanco. Si el espacio es un poco mayor, puedes combinar arbustos con plantas de diferentes tamaños y materiales como cañizo, piedra o trozos de madera: el resultado será tan espectacular como acogedor. 

jardín minimalista
  1. Las macetas, las grandes aliadas de tu jardín

¿Crees que un jardín tiene que tener césped de forma obligatoria? ¿O piensas que es posible utilizar este concepto sobre madera, losetas o una superficie de gres? Si en su día decidiste renunciar al jardín por comodidad y limpieza pero ahora ves que las opciones que antes considerabas aburridas son las que ahora necesita tu patio, no te preocupes porque tienes un montón de opciones. Una de ellas tiene como protagonistas a las macetas, que pueden combinar diferentes artesanías y son una opción fantástica para plantar un montón de variedades de plantas y flores, y crear así un espacio fantástico con un enorme potencial decorativo. Pero ¿cómo decorar un jardín pequeño con macetas? Como puedes imaginar, hay macetas de todas las formas, colores, texturas, tamaños y decoración, para que puedas elegir la que mejor se adapta a tu estilo de terraza.

macetas de jardín
  1. Pon un cactus en tu vida… o en tu jardín

A pesar de que sus espinas pueden provocar cierta incomodidad, el cactus conserva muy bien su apariencia, es bonito, resistente, icónico, y puede realzar un jardín combinado con otras plantas de una forma adecuada. Un jardín de cactus es también una opción fantástica para decorar el espacio exterior de tu vivienda porque existen multitud de variedades de formas y colores que te permitirán dar un toque fantástico a tu jardín.

cactus en tu jardín
  1. Un jardín para dar la bienvenida a tu casa

Hay ocasiones en las que se necesita cierta renovación y es necesario tirar de ingenio para encontrar un lugar adecuado en el que ubicar tu zona verde. Uno de esos espacios puede ser el acceso a tu propia casa: el corto camino de acceso a la puerta principal puede ser el lugar ideal para jugar con las baldosas, ubicar varias plantas en sus laterales y combinarlas con gravilla para decoraciones.  El resultado es una zona verde que da la bienvenida a tus invitados con un toque zen.

jardín diseno
  1. Jardín exterior y “rústico” van de la mano

Un simple muro de ladrillo a media altura puede suponer el elemento diferencial que te permita jugar con una combinación de plantas y de piedras hasta conformar un conjunto rústico increíble. La contundencia de las piedras y los contrastes que te pueden aportar las diferentes clases de flores harán que tu diseño de jardín tenga una apariencia increíble. 

Jardín exterior y “rústico” van de la mano
  1. Para un jardín zen, juega con el agua

El agua es el complemento perfecto a cualquier jardín: aporta vida, sosiego y el ruido de una pequeña cascada ejerce consecuencias inspiradoras entre las personas que se encuentran a su alrededor. Hoy en día puedes encontrar infinidad de propuestas de fuentes de diferentes tamaños, formas, etc., para adornar tu pequeño jardín. Además, se trata de soluciones muy sencillas y fáciles de instalar que, en muchas ocasiones forman un circuito cerrado que solo necesita una toma de corriente. Si tu elemento es el agua y el espacio te lo permite, un jardín pequeño con piscina hará las delicias de toda la familia e invitados. 

jardín zen
  1. Geometría y modernidad

Si necesitas o te apetece dar un aire moderno y contemporáneo a tu jardín puedes recurrir a la geometría: este tipo de composiciones, compuestas en su mayoría por formas cúbicas, son una solución fantástica para dotar a tu jardín y al resto de tu casa de un aire vanguardista. Para conseguirlo puedes recurrir a macetas cúbicas de grandes dimensiones, combinadas con otras del mismo tipo pero más pequeñas y, por ejemplo, encuadradas en un espacio rectangular, delimitado por un murete de piedra y con fondo de gravilla blanca. El resultado será una composición icónica que no dejará a nadie indiferente.

Geometría y modernidad
  1. Pasillo de plantas trepadoras

Si tu vivienda o espacio exterior no cuenta con un área ajardinada como tal pero sí dispone de un pequeño pasillo, no lo dudes: puedes recurrir a las plantas trepadoras para establecer un espacio colorido fantástico. Las plantas trepadoras son ideales para este tipo de espacios reducidos y para crear diseños de exteriores atractivos en jardines pequeños aprovechando el espacio en altura.

Pasillo de plantas trepadoras

 

  1. Decora tu jardín con objetos reciclados 

Un pequeño jardín vertical con cajas de madera, unos maceteros hechos con neumáticos, muebles de jardín con palés,… Da rienda suelta a tu imaginación y a todas las ideas DIY que encontrarás en Internet y podrás hacerte con un jardín pequeño magistralmente decorado por mucho menos de lo que pensabas. 

Decora tu jardín con objetos reciclados
  1. Dale luz a tu jardín

La iluminación es un elemento cada vez más importante para realzar los elementos más destacados de tu casa, en especial tu jardín. Hoy en día existen multitud de soluciones de iluminación LED para exteriores e interiores que pueden ser la clave de un jardín de ensueño. Puedes combinar, por ejemplo, varias luces de estilo retro suspendidas en el aire con otras luces que parten del suelo y crear un ambiente exótico y único. La iluminación es uno de los elementos que más juego puede dar a tu jardín, y te ofrece infinidad de propuestas diferentes para que puedas utilizar y exprimir la creatividad. 

Dale luz a tu jardín
  1. Cenador o pérgola para dar intimidad

Si dispones del espacio suficiente, una pérgola o un cenador son elementos que te aportan intimidad, protección y, sobre todo, encanto. Este tipo de elementos de mobiliario no solo pueden aportar a tu jardín singularidad, sino también un toque romántico e intimista para que puedas disfrutar en compañía de tu jardín y pasar muchas tardes agradables. ¿Tu espacio es más reducido pero quieres aportar algo de sombra e intimidad? Echa mano de una vela de sombra: te aportará un efecto similar ocupando mucho menos espacio. 

Cenador o pérgola para dar intimidad
  1. Añade un rincón relajante en tu jardín

Un jardín es sinónimo de relajación, de sosiego, de descanso… Por eso puede ser especialmente interesante crear un rincón en el que tengas la oportunidad de disfrutar de momentos de tranquilidad. Para conseguirlo solo necesitas un sencillo pavimento realizado a base de piedra y un mueble de exterior cómodo, en el que puedas relajarte durante horas y convertir tu jardín en el espacio chill-out de la casa

rincón relajante

 

  1. Pon color a tu mobiliario 

El color es vida y alegría; es capaz de configurar nuestro estado de ánimo y de alegrarnos el día. Así que, además de plantar flores de colores en nuestro jardín, ¿por qué no dar color también a nuestro mobiliario de exterior? Podemos dar un toque divertido a las sillas, combinarlas con diferentes tonos, jugar con estampados y, en definitiva, crear una explosión de color para estimular nuestros sentidos. Además, si tienes peques en casa esta combinación de colores les encantará.

Pon color a tu mobiliario
  1. Aprovecha la escalera

Cuando tenemos poco espacio para instalar nuestro jardín, cualquier zona es buena si queremos dotarla de vegetación y color, y una de estas zonas es la escalera. Si tienes una escalera exterior en tu casa intenta integrar diferentes elementos vegetales, añade plantas en macetas y, por ejemplo, luminarias. Coloca unas antorchas de LED para iluminar el conjunto y disfruta con el resultado: no dejará indiferente a nadie y disfrutarás cada vez que subas y bajes las escaleras. 

Aprovecha la escalera

 

  1. Jardín campestre

Puede parecer una obviedad pero, ¿has pensado en dar a tu jardín un toque… campestre? Se trata de una magnífica opción para vestir un pequeño jardín y es muy sencilla: solo tienes que recrear el ambiente que se respira en el campo para combinar la decoración de tu jardín con las plantas y el entorno que lo rodea. Y para conseguirlo es importante que juegues con el mobiliario: puedes combinar un sofá, sillones y butacas de mimbre con mesas de madera y cristal redondeadas para crear varios tipos de jardines pequeños rústicos.

Jardín campestre

 

  1. Aporta sombra a tu jardín

La sombra es básica en un jardín, sobre todo si vives en una zona cálida. Para disfrutarla puedes recurrir a la clásica sombrilla o plantar algún árbol de hoja perenne, como un ciprés, en una zona estratégica.

Aporta sombra a tu jardín
  1. Viste el espacio con muebles

Aunque tu jardín sea pequeño no renuncies a colocar muebles de exterior con sus tapetes  y otros complementos porque te permitirá disfrutarlo a tope. Solo tienes que evaluar tus necesidades, elegir los más adecuados y… disfrutarlos. 

Viste el espacio con muebles
  1. Elige bien las plantas

Si disfrutas con tu jardín pero no eres especialmente aficionado a la jardinería, ponte en manos de profesionales y pídeles especies que requieran poca atención, sobre todo especies autóctonas acostumbradas al clima en el que vives. 

Como ves, no hace falta tener un jardín grande para convertirlo en un espacio icónico: solo tienes que tirar de imaginación y aprovechar algunos de estos trucos para conseguirlo.

Elige bien las plantas

Descubra nuestra selección

Nuestras Hamacas y tumbonas y sillones

Ver

Nuestras Casetas de jardín

Ver

Nuestras Camas de jardín

Ver

Dejar un comentario

Todos los comentarios se moderan antes de su publicación.